Pared de los Moros

Niharra

Declarado Bien de Interés Cultural el 3/04/1996.

Parcialmente excavada con metodología arqueológica.

Se emplaza en la margen izquierda del río Adaja se halla un conjunto estructural ejecutado en opus caementicium. Forma parte de una villa datada en los SS.II-V d.C.

Con la fundación de Óbila (mediados del S.I a.C) y la romanización de la comarca se inicia la organización del territorio para su explotación económica. La explotación agrícola se basará en latifundios gestionados desde las villas, las cuales, además, serán centros lúdicos y de recreo. En época visigoda continuará en uso, si bien pasará de villas a tuguriae, siendo habitual el parcial uso como cementerio.

A partir del S.III, ya en el Bajo Imperio y provocado por las primeras invasiones germánicas, y aguzado a partir del S.V con la segunda oleada invasora, las ciudades se harán inseguras y perderán población y peso económico a favor de las villas rurales, donde se iniciará una explotación económica con un carácter autárquico.

Los 10 asentamientos de este tipo en el Valle Amblés se emplazan en zonas fértiles y próximas a cursos fluviales.

La Pared de los Moros, asentada en la margen izquierda del río Adaja y cruzada por lo que sería una ramificación de la Calzada del Puerto del Pico (Calzadilla de Niharra), representa uno de estos centros lúdicos y de explotación latifundista de la comarca. Se funda en el S.II d.C (Alto Imperio), perdurando durante el Bajo Imperio (SS.IV-V d.C) y en época visigoda, momento en el que se utilizará, parcialmente, como necrópolis.

Grosso modo, queda visible la propia “Pared de los Moros” o muro de opus caementicium, orientado Este – Oeste, y un conjunto de cimentaciones y arranques de muros transversales y paralelos, que definen una planta parcial, constituida por cuatro ámbitos o estancias completas y, al menos, otras cuatro parciales, así como un posible peristilo. Ya en época visigoda, este espacio se utilizará, parcialmente, como necrópolis.

Respondería a una villa rural de peristilo con impluvium, cuyas paredes estarían estucadas, pero sin pavimentos musivarius (mosaicos). En la excavación arqueológica se recuperó una única tesela).

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar