Iglesia de San Juan Bautista

Amavida

Ubicación: Se erige a la entrada de la población.

Iglesia de San Juan Bautista

Templo de cabecera única orientada, una nave, puertas al N. y al mediodía., y torre a los pies. La fábrica es en sillarejo, con refuerzo de sillares en vanos y esquinas.

La cabecera es rectangular y se cubre con una armadura de gran artesón, atirantada en el centro y las esquinas, con almizate de lacería y decoración pintada en blanco y negro a base de cruces y esvásticas curvilíneas, característica del S. XVIII. A su derecha se adosa la sacristía.

Un arco de medio punto de salmeres moldurados se comunica con la nave, en forma de salón y con coro alto a los pies, apoyado en una columna central. Se techa con una armadura de par y nudillo, con decoración simple de gramiles en los pares y estilizaciones vegetales y círculos solares en los tirantes, más sencilla que la del presbiterio pero de la misma época.

A los pies se levanta la torre, de planta rectangular y con puerta en arco de medio punto, de gran dovelaje y con hilera de bolas en el intradós, de finales del S. XV-principios del XVI. Por ella pasa una escalera de caracol que ocupa el primer tramo de la torre y conduce hasta el campanario. Constituía un volumen adosado y sobresaliente de la planta de la iglesia, pero en la reforma de 1724 se prolongaron los muros laterales de la nave hasta la línea de la torre, incluyéndola en su planta, al menos por el exterior, y dejando a cada lado dos espacios libres.

El acceso meridional está precedido por un pórtico sobre dos columnas con zapatas, del S. XVI, que se encaja entre dos trasteros adosados a lo largo del muro meridional.

Construido en la primera mitad del siglo XVI

El templo fue construido en la primera mitad del S. XVI, con muy importantes reformas en el S. XVIII: se construye la cabecera barroca (almizate de lacería y decoración, a base de cruces y esvásticas curvilíneas); se reedificó la totalidad de la nave, las dos techumbres y se adosaron las dependencias laterales; se prolongan los muros laterales de la nave hasta la línea de la torre.

En el interior destaca el retablo mayor (finales S.XVII-principios S.XVIII), que ocupa todo el testero y está dorado con menuda decoración vegetal en soportes, paneles y remates. El titular es San Juan Bautista (S.XVII). Sobre él, en el ático, se ubica un Cristo muerto (S.XVI).

Las hornacinas de los lados, tienen el fondo pintado con temas figurados. Son estos la Asunción y la Anunciación. Posteriormente sirvieron para ubicar la imagen de San Ramón Nonato ( S.XVIII), y un San Blas (S.XVI).

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar