Iglesia del Santiago Apóstol

Muñotello

Ubicación: Calle Padre Albino, junto a la vía vertebral de la localidad, que se corresponde con la carretera de acceso a la población.

Iglesia de Santiago Apóstol

La iglesia de Muñotello tiene cabecera única litúrgicamente orientada, tres naves, puerta al norte y mediodía, y torre a los pies; está construida en sillería y sillarejo.

La cabecera es semioctogonal con contrafuertes en las esquinas y en el centro de los muros laterales, insinuando un sistema de cubierta abovedado, si bien en su lugar hay una armadura de cubierta abovedado de gran artesón, igualmente ochavada, atirantado y con un dibujo de zig-zag a base de tablillas superpuestas a los nudillos del almizate. A su derecha se adosa la sacristía, con cubierta de madera en forma de alfarje, adornado con dientes de sierra en la tablazón.

Por un arco de medio punto se comunica con el amplio espacio de las naves, separadas por dos hileras de pies derechos con zapatas, sobre los que descansa la viga que sirve de arrocabe a la armadura central y de arranque a las laterales. Por este sistema, un tanto precario de subdividir el espacio, parece que la idea original era hacer una sola nave, aunque luego hubiese de recurrirse a esta medida por la gran anchura del cuerpo de la iglesia. El resultado es una nave central muy ancha, cubierta con armadura de par y nudillo, y dos laterales muy estrechas, con colgadizos.

A los pies se levanta el coro, sobre alfarje, cuyo frente decorado con rombos y círculos solares en su interior, lleva en el centro esta inscripción: “HIZOSE ESTA TRIVUNA/ SIENDO CVRA FCO RIOS/ LIDº C DIEZ DE REVSTILLO/ AÑO DE 1688”.

Tras él se abre una pequeña capilla bautismal, y la torre, con acceso desde su nivel, la cual remata en un campanario con un hueco de medio punto en cada lado, tapiado el de levante.

Tiene una puerta en medio punto al norte, y otra al mediodía de igual traza, sobre jambas estriadas y sosteniendo una hornacina avenerada bajo gablete triangular y entre bolas. Está precedida de un pórtico adintelado sobre columnas de capitel cilíndrico de la primera mitad del S.XVI.

El templo se inició en el S.XVI por la cabecera, interrumpiéndose al llegar a las naves con un cambio de material de sillería a sillarejo. A finales del S. XVII se hicieron el coro y seguramente toda la carpintería de armar de los techos.

En el interior destaca el retablo mayor (S.XVII), que consta de un cuerpo de tres calles sobre banco y rematado en ático. Flanquean las calles columnas corintias de fuste estriado.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar